Cómo escuelas de primera categoría dan buenos resultados para todos sus estudiantes

Cultivate a culture of joyful learning Escuelas de primera categoría cultivan una cultura de aprendizaje lleno de alegría

En una escuela de primera categoría, los estudiantes, los padres y el personal celebran el aprendizaje e inspiran a los estudiantes para perseverar en los desafíos y sobresalir.

Altas expectativas
Los líderes y el personal demuestran la creencia de que todos los estudiantes pueden rendir a altos niveles.

Mentalidad de crecimiento
La escuela promueve la creencia de que todos –tanto el personal como los estudiantes—pueden mejorar si se esfuerzan. Los maestros se hacen responsables del aprendizaje de los estudiantes y los estudiantes son elogiados por su progreso.

Celebración de retos y riesgos
Los estudiantes progresan mucho porque la cultura los alienta a aprender de sus errores y exigirse para lograr nuevas cosas a niveles increíblemente altos.

Relaciones de confianza
El personal cultiva relaciones profundas y de confianza que les ayudan a entender y responder a las necesidades únicas de los estudiantes.

Qué esperar:

  • Todo el personal de la escuela usa un lenguaje que demuestra su profundo entendimiento y creencia en el potencial de todos los estudiantes para lograr avances académicos significativos y ser exitosos en la universidad y la vida. Esta creencia es expresada claramente durante las clases y los eventos de la escuela. En lugar de oír, “Claro que está atrasada, tiene tantos problemas en su casa”, se oye “Su situación en la casa ha sido difícil, ¿entonces qué podemos hacer para asegurar que no se atrase?”.
  • La escuela no tiene expectativas distintas o más bajas para algunos estudiantes versus otros. Por ejemplo, ningún grupo de estudiantes sería disuadido de no tomar clases difíciles de honores (Honors) o cursos avanzados (AP). En un salón de clases, un ejemplo de bajas expectativas sería un maestro permitiendo que algunos estudiantes socializaran durante la clase, ignorando la lección o no participando. Un maestro con altas expectativas para todos no permitiría que ningún estudiante ignorara la lección y los haría participar inmediatamente en la clase.
  • El personal de la escuela demuestra la creencia de que ellos y los estudiantes están en “constante crecimiento”. Eso quiere decir que tanto los estudiantes como los maestros reconocen sus errores, aceptan una evaluación crítica, y la pueden aplicar para mejorar. En las escuelas de primera categoría, los maestros más efectivos tienen roles formales para ayudar y enseñar a otros maestros, y aún los maestros más efectivos están trabajando para mejorar su propio trabajo.
  • A los estudiantes se los alienta a trabajar con los desafíos que se les presentan durante sus clases, sin ser sancionados por errores ni determinar que no son “buenos” en una materia.
  • La escuela elogia a los estudiantes por su aprendizaje y su crecimiento – por aceptar trabajar duro en contenidos excepcionalmente rigurosos hasta lograr dominarlos.
  • Los maestros muestran un interés genuino en conocer a sus estudiantes y saber de sus vidas fuera de la escuela. Cuando los estudiantes y los maestros hablan y se comunican, es claro que han logrado crear una confianza mutua que les permite retarse mutuamente.

Verlo en Acción

renaissance_blog_image

Renaissance Academy

“Lo más importante son las relaciones. Eso hace posible el rigor, y la relevancia le sigue”. – El Subdirector Vince Iwasaki.


UAD-Dream-believe-achieve

UP Academy Dorchester

Esta escuela transformadora de Massachusetts mantiene altas expectativas en un ambiente que celebra el crecimiento de los estudiantes.

Inscríbase para recibir todas las noticias de Innovate Public Schools.