Un sueño aplazado:

Cómo las escuelas de San Francisco abandonan a los estudiantes más vulnerables

Pastor Mervin Redmond

Comparte esta parte del reporte [et_social_share] 

Según un artículo reciente en el New York Times, uno de cada siete residentes de San Francisco era afroamericano en 1970. Hoy, eso ha bajado a casi uno de cada 20.39

“Yo pienso que porque hay una diferencia cultural, muchos no saben cómo tratar a nuestros hijos. A veces es un obstáculo cultural y de idioma… Hace falta un individuo único y especial para hacer lo necesario para aprender y entender a nuestros hijos” – Pastor Mervin Redmond

“Hemos perdido un número significativo de congregantes a causa del precio de la vivienda”, dijo Mervin Redmond, Pastor de St. John’s Missionary Baptist Church en Bayview-Hunter’s Point, que nació y creció en San Francisco. “Muchos han vendido sus casas y se han mudado a Sacramento, Fairfield, Stockton y otras áreas. En San Francisco no hay espacio asequible”.

El Pastor Redmond también es padre de dos hijos: Mervin Jr., 14, y Meya, 11.

“La población de afroamericanos en San Francisco se ha reducido tremendamente desde que yo era chico”, dijo el Pastor Redmond. “Se ha encogido tanto que para cuando nuestros hijos vayan a la escuela, ya están buscando otro lugar [para vivir]. No están buscando aquí. Es más corporativo, y San Francisco no tiene la orientación de familia que solía tener. No hay tantas familias como las que uno solía ver”.

Cuando sus hijos empezaron la escuela, él quería que fueran a una escuela privada, pero no le alcanzaba el dinero. Desde entonces han ido a distintas escuelas a lo largo de los años, incluyendo Commodore Sloat Elementary y Aptos Middle School, seis millas al otro lado de la ciudad cerca del área de Oceanview.

Redmond vio muchas diferencias entre las escuelas de SFUSD a lo largo de la ciudad y aquellas cerca de su casa en Bayview.

“Uno puede estar a media milla de un lugar, pero estar a un mundo de distancia”, dijo el pastor. “Simplemente no quisimos lidiar con las tonterías en las otras escuelas en nuestro barrio. Yo estoy muy preocupado por las escuelas aquí en San Francisco”.

Sin embargo, Redmond también vio que ir a una escuela altamente calificada y bien financiada no garantiza una buena educación.

“Yo no creo que les importe menos, pero muestran menos interés por los niños de grupos étnicos”, dijo el Pastor Redmond. “Yo le doy gracias a Dios por los maestros que mis hijos han tenido. Pero pienso que porque hay una diferencia cultural, no saben cómo tratar a nuestros hijos. A veces es una barrera lingüística y cultural. No entienden a los niños, y los niños no los entienden a ellos. Hace falta un individuo especial y único para hacer lo necesario para aprender y entender a nuestros hijos.

En la mayoría de los casos, les importa, pero no se demuestra mucho interés. Aptos es una de las mejores escuelas secundarias, entonces si nos estamos preguntando académicamente, ¿cómo son las cosas en otras escuelas que están rindiendo peor académicamente?”

La respuesta es – no bien. San Francisco actualmente es uno de los peores distritos en California para los estudiantes afroamericanos de bajos ingresos. En todas sus escuelas, sólo un 10% de estudiantes afroamericanos de bajos ingresos están a nivel de grado en matemáticas. El hijo del Pastor Redmond actualmente va a KIPP College Prep, una escuela pública chárter, más cerca de su casa. Le gusta la gran participación de los padres en la escuela, aunque es muy exigente con los niños, y tienen mucha tarea después de la escuela y los fines de semana.

“El problema que tenemos con [escuelas de SFUSD] es que no los empujan tanto como lo hace KIPP. En KIPP, todo lo que hablan es sobre la universidad, y eso me gusta. Pero, yo no veo la misma meta en Aptos. No los veo empujando a los niños de la misma forma”.

39Fuller, T. (2016, Julio 20). La soledad de ser Negro en San Francisco. The New York Times. Extraído de https://www.nytimes.com/2016/07/21/us/black-exo- dus-from-san-francisco.html?_r=1

Inscríbase para recibir todas las noticias de Innovate Public Schools.