Un sueño aplazado:

Cómo las escuelas de San Francisco abandonan a los estudiantes más vulnerables

Lewis Stringer

Comparte esta parte del reporte [et_social_share] 

En San Francisco, alrededor del 25% de todos los niños en edad escolar están inscritos en escuelas privadas –uno de los índices más altos de todas las áreas metropolitanas en Estados Unidos. 26 La experiencia de una familia muestra algunos de los factores que pueden llevar a una familia a tomar esa decisión.

“Todos, colectivamente, hemos tomado esa decisión porque creemos que vale la pena optar por salir del sistema. Pero, independientemente de la razón, hay una cultura aquí que le permite a la gente ir a escuelas privadas. Le permite a tanta gente salirse del sistema” – Lewis Stringer

Cuando Lewis y Alana Stringer se estaban preparando para enviar su hija, Dahlia, a kínder, pensaron que la mandarían a una escuela pública. Ambos habían ido a escuelas públicas y consideraban que habían recibido una buena educación. Pero al final, eligieron una escuela privada para Dahlia.

Como la mayoría de los residentes de San Francisco, lo que más les importa a los Stringers es “la comunidad, la ubicación en relación a donde viven y trabajan, y la cuestión educativa –cuán fuerte es la escuela”, Lewis dijo. “Basamos eso en las calificaciones que vemos en la Internet y lo que dicen otros padres”.

Los Stringers participaron de la lotería de SFUSD y Dahlia fue aceptada en New Traditions, una escuela primaria pública con altas calificaciones (9 de 10, según GreatSchools) cerca de su casa en Haight Ashbury. 27 Estaban satisfechos con su opción, pero pronto empezaron a escuchar que el director se iba y que la escuela estaba declinando.

Preocupados, decidieron salir del sistema de escuelas públicas y eligieron la escuela privada Presidio Hill School, porque consideraron que era algo seguro.

“Nuestra decisión es como la de muchas personas de la clase media en San Francisco, que tenemos algunos ingresos que nos respaldan, y el deseo de tener una muy buena escuela”, Lewis dijo. “Este fue un gran debate entre mi esposa y yo. Lo único que lamento es que todos, colectivamente, hemos tomado esa decisión porque creemos que vale la pena optar por salir del sistema. Pero, independientemente de la razón, hay una cultura aquí que le permite a la gente ir a escuelas privadas. Le permite a tanta gente salirse del sistema”.

Aproximadamente el 25% de los estudiantes que viven en el Distrito Escolar Unificado de San Francisco van a escuelas privadas, uno de los porcentajes más altos del país. 28

Inscribir a Dahlia en Presidio Hill no fue una decisión fácil para Lewis y Alana, y vino a un costo alto: $23,000 por año.

“Nos gusta su escuela”, dijo Lewis. “Es relativamente pequeña con una gran comunidad y ha sido muy buena para Dahlia en general”.

Lewis conoce a muchos padres que han tomado la misma decisión. Por desgracia, a los Stringers ahora les queda un sentimiento perturbador por haber optado salir del distrito.

“Personalmente, tengo cierta culpa por el hecho de participar en algo que no es posible para otra gente”, dijo Lewis. “Es parte de la naturaleza de las circunstancias en San Francisco, donde la mayoría de la gente que conocemos es relativamente pudiente, tienen bastantes opciones de dónde mandar a sus hijos, y generalmente están contentos con la escuela a la que van sus hijos. Si bien Presidio Hill es una gran escuela, y nos gusta la comunidad, hay una gran diferencia: sigue siendo culturalmente una escuela privada ya que es una comunidad promovida por gente que tiene el dinero para enviar a sus hijos ahí”.

Cuando llegue el momento en que Dahlia vaya a la preparatoria, los Stringers planean explorar una opción del distrito. “Lo más probable es que la tengamos en esta escuela hasta el octavo grado, y después buscaremos otras escuelas en el sistema público”, dijo Lewis.

Una traba que tendrán cuando opten por el sistema público es la lotería de San Francisco.

“Es complicado y requiere mucho esfuerzo entender y participar en él si uno quiere una escuela que sea la mejor para uno”, dijo Lewis. “Yo entiendo lo que SFUSD estaba tratando de hacer, en el sentido de balancear muchas prioridades: barrios con malas escuelas y niños que quieren poder ir a la escuela en sus barrios.

Intenta combinar muchas metas, y eso se presta a la complejidad y el desafío que pienso que al final lo hace un sistema difícil, pero honestamente yo no sabría cómo hacerlo mejor”.

26San Francisco Unified School District. (2015, November 23). Demographic Analyses and Enrollment Forecasts for the San Francisco Unified School District. Prepared by Lapkoff & Gobalet Demographic Research, Inc. Retrieved October 12, 2017, from http://www.sfusd.edu/en/assets/sfusd-staff/about-SFUSD/files/demographic-analyses-en-rollment-forecast.pdf

27New Traditions Elementary School. (n.d.). Retrieved February 21, 2017, from http://www.greatschools.org/california/san-francisco/6415-New-Traditions-Elementary-School/

28San Francisco Unified School District. (2015, November 23). Demographic Analyses and Enrollment Forecasts for the San Francisco Unified School District. Prepared by Lapkoff & Gobalet Demographic Research, Inc. Retrieved October 12, 2017, from http://www.sfusd.edu/en/assets/sfusd-staff/about-SFUSD/files/demographic-analyses-en-4roll4ment-forecast.pdf

Inscríbase para recibir todas las noticias de Innovate Public Schools.